Si un día despertaras caballo…

Imagina que un día te despiertas y eres un caballo… Te encuentras dentro de un pequeño cuarto donde apenas entra la luz del sol, intentas ver por la ventana pero apenas puedes contemplar lo que hay fuera…

sueños equinos
Tu mayor sueño es estar con los tuyos…

Pasa el tiempo y tu cuerpo se empieza a resentir por estar tanto tiempo parado y sin movimiento… Tu orina y tus excrementos comienzan a debilitar tus cascos… De la tensión tu piel pica, intentas rascarte pero no puedes hacerlo con nada… Los músculos se entumecen y tus piernas comienzan a resentirse… Tu espalda se agarrota y darías lo que fuera por un pequeño masaje…

Cuando menos lo esperas, llega ese alguien que a lo mejor te da alguna zanahoria y te saca de ahí… Piensas libertad! pero de pronto te ves atado contra una pared sin opción a moverte mucho… Ves gente pasar, con prisas y muy a lo loco…. Eso te asusta porque no puedes apenas girar la cabeza para controlarlos…

caballo atado
Atado esperando ser utilizado para el disfrute del otro…

El de las zanahorias llega y te coloca un objeto muy pesado en el dorso, ese que ya esta un poco resentido… Sientes su peso, como eso empuja tu dorso hacia abajo…. Te lo atan y eso comprime tus pulmones, te cuesta respirar un poco… Entonces vuelve y te obliga a abrir la boca, te mete los dedos dentro y te coloca un hierro, un objeto que no solo sabe mal sino que pesa sobre tu lengua y tus delicadas encías… No te permite apenas tragar y respirar…

Cuando parecía que todo había terminado te llevan a una pista y te obligan a dar vueltas presionándote para que lo hagas, sino sabes que habrá castigo y el escozor de ese palo duele mucho… sintiendo todo tu cuerpo entumecido y resentido por no haber podido estirar y moverte libremente…

horse dream
“Tus medallas, tus méritos, tu reconocimiento no son nada para mí si detrás de esos actos no hay un ser capaz de leer una mirada llena de tristeza, angustia, dolor… Puedes seguir vendándote los ojos y creer que tu sueño es mi sueño… Pero lejos de eso yo anhelo la caricia de los míos, las galopadas en campo abierto, el viento soplando mis crines, la tierra crujiendo bajo mis pies…. Ninguna “medalla” vale nada para mí si te ocultas bajo tu máscara y no eres capaz de mirarme con tu alma, reconocer que tú también tienes miedo y que en el fondo somos dueños de decidir quiénes queremos ser…. “

Para rematar se sube sobre ti… Te obliga y te dice como tienes que moverte, donde tienes que ir, que postura adoptar… Y todo con ese cuerpecito que lleva tiempo gritando de dolor…

Al final te vuelven a meter en ese pequeño cuarto oscuro esperando que algún día vuelva a llegar esa sabrosa zanahoria que te recuerda que en la vida también existe el placer…


#PonerseEnLaPielDelOtroEsParaValientes

Daniela Cerquetti


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s