Respeto por el otro…

Si vamos a pasear por el campo, solo o en familia, respetemos el hogar de quienes viven allí.

Casos que me encuentro: el otro día, una familia decide salir a pasear por el monte público; éste es hogar de caballos, vacas, toros y animales salvajes. La mayoría de estos animales suelen temer al humano por el trato que han recibido a lo largo de toda su vida.

Puede que nos parezca tierno, bonito darles de comer o acercarnos a ellos para acariciarlos, pero no sabemos cómo pueden reaccionar ante nuestra presencia. Puede que por miedo intenten huir o se sientan amenazados y ataquen (si el miedo es muy grande muchos directamente pasan a la acción sin pensarlo, pues seguramente el nivel de maltrato que hayan sufrido es muy fuerte).

caballo asustado santuario winston conciencia equina
Yaco diciéndome con su lenguaje corporal que si me acerco más saldrá corriendo hacia la derecha. Dejando una vía de escape no hay peligro para ninguno de los dos.

Puede que por un trozo de comida se nos echen encima o se peleen entre ello y nos llevemos un golpe por la pelea. Tampoco podemos dar de comer a la ligera, hay animales alérgicos a ciertos alimentos o presenten alguna sensibilidad a algún compuesto. No debemos alimentar animales que no conocemos (no hablamos de abandonos, en estos casos es mejor consultar con un profesional).

santuario winston conciencia equina
Expresiones: Ícaro (caballo izquierda) le dice claramente con las orejas y la expresión corporal a Minerva (yegua derecha) que no se acerque a su comida. Minerva entiende la amenaza y decide irse con tensión en su expresión y cuerpo (músculos contraídos).

En cuanto a la familia, la niña se llevó una coz en la cara y fue trasladada a urgencias… No conocemos los hechos, pero lo más probable es que se hayan acercado más de la cuenta y hayan desatendido las señales que el caballo les enviaba.

Si nos encontramos con animales en libertad lo mejor es mantenernos en un espacio y distancia seguros donde ellos puedan hacer su vida tranquilamente sin sentirse invadidos, siempre dejando un camino para que puedan huir en caso lo sientan necesario, nunca los acorralaremos en espacios cerrados o estrechos.

IMG_20191207_121657
Respeto desde la libertad del otro para hacer su vida a su manera.

Podemos simplemente sentarnos en una roca y contemplarlos a lo lejos viendo cómo hacen su vida, aprender de su comportamiento en manada y en familia…

IMG_20200109_122313
Quedarte a lo lejos y contemplarlos sin invadir es respetar el espacio y la vida del otro.

La necesidad de tocar a un desconocido e invadir su hogar es totalmente humana… Ellos también son seres vivos que sienten, tienen su vida, su familia, sus historias, su día a día. Además, tienen unas normas muy claras en cuanto a respeto por su espacio personal y sus vidas…

¿Cómo te sentirías si unos extraños entraran a tu casa, con tu familia y decidieran “acariciarte” porque se sienten con derecho a tu cuerpo? Esto no es humanizar, esto es empatizar… Ellos también sienten.

Daniela Cerquetti

Fotos: Santuario Winston, hogar de caballos libres.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s