Creencias

Que complicado se puede volver soltar las creencias que tan arraigadas tenemos sobre lo que necesita o no un caballo en su vida, sobre cómo nos relacionamos con ellos, sobre todo eso que hemos creado entorno a su mundo que no hace más que caer una y otra vez en antropomorfismos. Y a veces, aunque se documente con casos con base científica, casos de éxito que demuestran otras formas, que básicamente todo lo que venimos haciendo con ellos esta totalmente al revés, parece como si no pudiéramos terminar de convencernos que esos casos son reales. Y es que ya no nos creemos nada de lo que nos digan…… Es cierto. Es comprensible. Tenemos tanto miedo a los cambios, a que nos desmoronen los muros que con tanto dolor y sufrimiento hemos construido que ahora, que alguien nos venga y nos diga que tenemos que tirarlos abajo, pues, no estamos dispuestos. No queremos volver a pasar por una experiencia similar.

¿Pero, quién dice que tengamos que volver a vivir una experiencia igual o ni siquiera parecida? ¿Quién dice que aprender tenga que ser un sufrimiento? ¿Por qué nos ha parecido tan doloroso el camino para llegar a ser lo que hoy somos?

Bueno, creo que el problema está en la base: el modelo educativo, en mi parecer, es un rotundo fracaso. En la mayoría de los casos, no se busca que el aprendizaje sea una experiencia agradable, divertida y creativa, sino más bien se hace mediante represión, sumisión y no cuestionar nada de lo que la voz autoritaria dictamine, pues se supone es la que más experiencia tiene ya que lleva toda una vida “HACIENDO LO MISMO”……. Por tanto, su palabra es incuestionable……

educacion_analisis_frases70
La escuela como la conocemos nació a finales del siglo XVIII y principios del XIX en Rusia. Para evitar las revoluciones en Francia, los monarcas incluyeron conceptos de la ilustración para satisfacer al pueblo, pero manteniendo el régimen absolutista.
   Se basaba en una fuerte división de clases y castas, su estructura heredera del modelo espartano, fomentaba la disciplina, obediencia y el régimen autoritario. (Fuente: www.playersoflife.com)

Y, ahora me pregunto yo…. ¿Por qué una persona que no ha sabido cuestionarse lo que sus supuestos profesores le instruían, quíen no ha sido capaz de atreverse a salir de lo establecido y crear su propio camino…. por qué esa persona tiene que ser para mí fuente de inspiración y confianza?

No hablo de rebeldía en el mal sentido que se le ha dado a la palabra…. Hablo de rebelión en el sentido del despertar: empezar a ser conscientes de nuestros actos tanto hacia los demás como hacia nosotros mismos. Los caballos, desafortunadamente para ellos,  están inmersos en nuestro mundo humano, pues como especie invasora nos hemos hecho con sus hogares, pero aún podemos ser buenos con ellos si nos caen bien, hacen lo que se les ordena sin rechistar y nos dan algo a cambio por nuestra generosidad. Creo que después de haberles robado lo que es suyo por derecho, al menos podríamos obsequiarnos el beneficio de la duda sobre lo que venimos haciendo con ellos, sobre lo que les damos y dejamos de dar, sobre cómo estamos cuidando a nuestros “hermanos”; si es lo que realmente nos gustaría que hiciera otra especie con nosotros.

Por ser una especie diferente no significa que no sientan, que no tengan sentimientos (obviamente diferentes a los nuestros), que no tengan derechos. No han venido a este mundo a satisfacer nuestros caprichos, ni tienen por qué darnos nada a cambio de nada.

La cría irresponsable, el negocio que se hace con ellos, el dinero que mueve la industria ecuestre, son síntomas de lo que hemos creado como sociedad basada en la creencia de que somos dueños de todo cuanto nos rodea. No hacemos más que apropiarnos de cosas y sin embargo somos la única especie incapaz de encontrar la felicidad. A lo mejor es hora de replantearnos nuestros actos….

05259a90eb18ca60e41e83fe223d2d57
“Al igual que cualquier especie, sienten el calor de una familia, tienen sentimientos hacia ellos y hacia otros, no somos especiales por ser humanos, somos una especie más en un mundo compartido.”

Nosotros les arrebatamos su hogar, su vida, creo que lo mínimo que podemos hacer para remediarlo es darles lo que les corresponde por derecho por el solo hecho de existir, o al menos intentarlo todos los días de nuestra vida como responsables de sus vidas.

Aceptar nuestra realidad y tomar el mando de nuestra propia vida,  con confianza y valentía, será lo que nos permita actuar y tomar decisiones, pues son éstas las que nos dicen quién realmente somos y en qué nos convertimos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s