Desde mi experiencia…

Solo cuando he llegado a ser realmente consciente del momento presente; de mi cuerpo, mi respiración, mis movimientos, mis pensamientos, mis emociones, mis intenciones o la falta de ellas es cuando he sentido una real conexión con el caballo.

Vivimos demasiado tiempo desconectados, fuera de la realidad, sumidos en nuestros pensamientos, olvidamos escucharnos a nosotros mismos: intentamos vivir el pasado y el futuro, olvidando que lo importante esta en el presente.

Nos quejamos a diario que la vida se va demasiado deprisa y será porque no la estamos viviendo al 100%, con la intensidad que deberíamos, como cuando eramos niños; los días eran meses y los meses años. Nos olvidamos de sentir, de escucharnos a nosotros mismos, de escuchar nuestro cuerpo y lo que nos tiene que decir; buscamos las respuestas fuera, cuando somos nosotros los que las tenemos, solo necesitamos sentir más, ser más conscientes.

Los caballos te enseñan que hay que estar en el presente, al 100%; no me refiero a estar en tensión constante, a estar estresado por miedo, porque el miedo bloquea y no deja entrar la información para estar receptivos; sino que tu conciencia sea plena abriéndote a sentir cualquier cosa que ocurra en ti y en tu entorno.

Los caballos responden ante seres seguros de sí mismos, cuando sienten que eres consciente de tus movimientos, tus pensamientos viviendo plenamente el momento presente, dejando de lado todas tus preocupaciones y tus quehaceres.

Cuando estamos con ellos no podemos olvidarnos de dónde estamos, quiénes somos, qué sentimos porque he sentido que ellos sí lo saben y si tu no eres capaz de reconocerlo, ellos no responderán, no te verán como alguien en quien confiar.

wildpferde-gross-01
El caballo no analiza, solo SIENTE….

En manada pareciera como si todos actuaran como una gran red neuronal, conectados entre ellos consiguen una comunicación fluida y rápida para reaccionar ante cualquier cambio del entorno o amenaza y poder huir en caso de que fuera necesario.

Creo que nosotros hemos olvidado que tenemos esta capacidad de conectarnos debido en parte a la pérdida de conciencia. Puede que comencemos a recuperarla solo cuando nos entendamos como una gran red en la que todos estamos conectados; donde lo que le ocurra a cualquier ser vivo, nos repercute a nosotros mismos.

Daniela Cerquetti

 

 

 

 

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s